Qué es DANA: el fenómeno meteorológico que preocupa

Qué es DANA: el fenómeno meteorológico que preocupa.

La Depresión Aislada en Niveles Altos, conocida como DANA o ‟gota fría, es un fenómeno meteorológico que históricamente se ha asociado con desastres en el Mediterráneo. Sin embargo, el Instituto Nacional de Meteorología de España ofrece una perspectiva más completa sobre este evento ocasional que ocurre entre junio y octubre.

Las siglas DANA se refieren a Depresión Aislada en Niveles Altos, un fenómeno meteorológico que ha sido causa de preocupación en las regiones mediterráneas. Según el Instituto Nacional de Meteorología (INM) de España, la DANA se caracteriza por ser una depresión aislada en niveles atmosféricos altos, formada por aire frío.

También te puede interesar:

https://radiosolohits.com/la-terrorifica-prediccion-de-sammy-rawlinson-la-nueva-nostradamus/
DANA o ‟gota fría”: un fenómeno meteorológico ocasional.

¿Por qué se dice que es aislada en niveles altos?

La DANA se origina cuando una porción de masa de aire frío se desprende de los cinturones de vientos en la troposfera y la baja estratosfera, como el chorro polar o el chorro subtropical. Estos cinturones de aire frío pueden tener ondulaciones, que en ocasiones se vuelven tan pronunciadas que estrangulan y cortan una porción de aire, aislándola del flujo original. Esta masa de aire frío que se cortó y aisló del chorro original se conoce como DANA, y flota a niveles más bajos, lo que puede generar precipitaciones y vientos fuertes, según publica CNN.

¿Por qué la DANA no siempre significa desastre?

A pesar de su asociación histórica con inundaciones y daños, la DANA no debe ser considerada sinónimo de desastre natural. El INM enfatiza que este fenómeno es ocasional y ocurre en verano y otoño boreales sobre zonas como el Mediterráneo. Si bien una DANA puede traer consigo fuertes lluvias y vientos, no siempre resulta en grandes daños. De hecho, son menos las veces que la DANA causa catástrofes. Por lo tanto, la DANA debe ser motivo de alerta y precaución en lugar de alarmismo sin sentido.

Te puede interesar